¿Hora de cambiar la cubertería? Ficha estos consejos

cambiar la cuberteria 3

No, no nos hemos vuelto locos. No vamos a decirte que, si vas a cambiar la cubertería, la construyas con palets. ¡Ni mucho menos! Pero si has llegado hasta nuestra web buscando otro tema o eres uno de nuestros lectores asiduos, significa que te gusta el tema de la decoración y todo lo relacionado con el hogar, ¿verdad? Pues el momento de cambiar la cubertería es igual de importante que el de elegir unas nuevas cortinas o un mueble nuevo.

Por eso, hoy queremos ayudarte con algunos tips para elegir la mejor opción para ti. Por supuesto, como decimos siempre, esto depende de tus circunstancias personales, el estilo de tu casa, tus necesidades, tu presupuesto e incluso tu edad. No todos necesitamos lo mismo, por eso, es super importante que sepas aplicar estos consejos a tu propia situación.

Otros artículos de interés: Cómo decorar bien la mesa en Navidad

Qué debes tener en cuenta antes de cambiar la cubertería

Lo primero, como siempre, el presupuesto. ¿Puedes permitirte una vajilla fina o necesitas salir del paso con el clásico kit comprado en una gran superficie? Valóralo y, dentro del presupuesto que tengas, busca diferentes opciones, porque puedes encontrar cosas buenas con descuento.

cambiar la cuberteria 2

Otra pregunta que te debes hacer es para qué la vas a usar. Hay quienes desean tener una cubertería especial para ocasiones especiales, otros que apenas la utilizan y prefieren que sea algo bueno que aguante impoluto muchos años, mientras que otros, especialmente si hay niños en casa o si se cocina mucho, prefieren algo más de “batalla”.

cambiar la cuberteria 3

También debes fijarte en la facilidad para la limpieza. Aquella cubertería que tenga mangos, rebordes o grabados, es más difícil de limpiar y la suciedad se puede quedar en estos relieves, haciéndonos perder más tiempo. Cuanto más lisa, mejor.

cambiar la cuberteria 1

Por último, mira bien el material y elige uno que no se oxide ni se doble fácil si quieres hacer una buena inversión. También, elígelo apto para el lavavajillas, incluso aunque no tengas. Esto significa que su resistencia es mayor y, si en el futuro pones lavavajillas, no tendrás que cambiar la cubertería.

Sigue leyendo: Más ideas para la cocina


Comentarios

comments